La música y el cáncer

La profesora Joke Bradt, del Departamento de Terapias Creativas de la Universidad de Drexel, en Filadelfia, dirigió una revisión Cochrane (Music interventions for improving psychological and physical outcomes in cancer patients) de una treintena de estudios efectuados en distintos países, entre ellos España, concluyendo que la escucha de música pregrabada y la musicoloterapia resultan eficaces como complemento a los tratamientos de los pacientes de cáncer para mejorar su bienestar. En total, fueron 1891 pacientes con distintos tipos de cáncer que fueron expuestos a música grabada o participaron en sesiones de musicoterpia. Los resultados demostraron que en ambos casos los niveles de ansiedad se redujeron «considerablemente», según los estándares médicos para medir la ansiedad.

Lo que está claro, según dijo, es que sí tiene un efecto positivo sobre los pacientes de cáncer a los que aporta tranquilidad cuando la escuchan y es un vehículo para expresar emociones, cuando lo necesitan.

 

Sin comentarios

Escribe un comentario