La música es tan poderosa que puede cambiar nuestra vida

Si unos años atrás, cuando decidí estudiar y divulgar la potencialidad de la música y sus efectos, hubiera tenido que definir qué era la música, pocas palabras me habrían bastado. Hoy en día, me asombra que haya necesitado escribir varias obras intentándolo, y que en cada una de ellas, siempre aparece algún que otro aspecto novedoso.

Creo que cada uno tiene su propia definición de música, pues lo que nos interesa es lo que sentimos con ella y, por tanto, son los aspectos subjetivos los realmente importantes.

En todos estos años, a pesar de que la neurociencia ofrece sus explicaciones, no deja de asombrarme que algo que parece tan sutil como unas simples notas musicales, sean capaces de afectarnos en todas nuestras dimensiones: física-corporal, fisiológica, cognitiva-mental, emocional, espiritual, social, conductual,… Nada se escapa a su influencia, pues nos hace vibrar íntegramente. Una melodía, un ritmo, unas palabras, nos afectan emocionalmente, con sus consecuencias conductuales y sociales.

Como homenaje al día mundial de la música (21 de junio), he recuperado este antiguo enlace de una charla de TED (Tod Machover y Dan Ellsey, 2008) que solía mostrar en mis primeras conferencias. Un ejemplo de cómo la música puede devolver la ilusión y esperanza a personas afectadas con parálisis cerebral. ¿Es realmente la música tan poderosa que puede cambiar nuestras vidas?

2 Comentarios
  • Òscar Udivert Roig
    Publicado a las 10:59h, 19 junio Responder

    El canto coral también tocado de lleno por la pandemia, contribuye al bienestar emocional y mental de muchas personas mayores de 65 años, que con las nuevas restricciones se verán afectados totalmente. Este tema solamente lo ha tratado un medio de comunicación «The Guardian». U.K.-

    • Jordi A. Jauset
      Publicado a las 11:04h, 19 junio Responder

      Efectivamente, el canto contribuye al bienestar emocional y mental, generando cohesión, confianza, estado de ánimo positivo. El ejemplo que cito es uno de los numerosos que podrían mencionarse para argumentar la gran influencia que tiene la música en los seres vivos y, por tanto, en las personas.

Escribe un comentario