Ejercicio físico y creatividad

En el año 2010, publiqué en el libro «Sonido, música y espiritualidad» (páginas 167-168) mi experiencia personal sobre la creatividad que me aportaba (y aporta) la práctica del jogging. Mientras me preguntaba cuales eran las causas, manifestaba mi aprobación por aquellas empresas multinacionales que motivaban a sus empleados (incluso durante la jornada laboral) a la práctica del ejercicio físico, a sabiendas de que ello suponía una inversión pues les reportaría un beneficio en rendimiento y fluidez de ideas. Recientemente, varios años después, me he encontrado con esta noticia sobre los beneficios del «walking meetings» que de nuevo, insiste en ello.

Sin comentarios

Escribe un comentario